Kéfir de leche | Sabores de mi Huerto

Kéfir de leche

El kéfir de leche es uno de los más fermentos más rápidos que pueden hacer, fáciles ya que solo en verter leche sobre los ganaos de kéfir y a diferencia de otros fermentos de leche como el yogur no necesita temperaturas específicas. En la casa todas las mañanas desayunamos con un licuado de kéfir y es la forma en la que le doy a mis hijas un gran comienzo en el día.

Kéfir de leche en un vaso

¿Pero cuáles son los beneficios de las leches fermentadas?

En los últimos años de han hecho muchas investigaciones sobre los probióticos como aquellos que se encuentran en las leches fermentadas. Lo primero y más evidente tal vez es que los fermentos de la leche pueden hacer digerir la lactosa. Pero ahí no queda la cosa se ha demostrado que las bacterias del ácido láctico, producen ciertas sustancias antibacterianas, estimulan nuestro sistema inmunológico, ayudan a eliminar el colesterol y reducen la producción de potenciales cancerígenos.

Aunque los probióticos no son la cura a todos nuestros males, si hay muchísimos beneficios asociados al consumo de estos alimentos y, más aún, si consumimos una variedad de ellos, como el chucrut, pepinillos o este queso crema.

El kéfir tiene una gran diferencia a comparación con otros fermentos de la leche como el yogur es que los microbios que fermentan la leche forman unas partículas complejas de celulosa que se conocen como granos de kéfir o búlgaros y es ahí donde se encuentran los lactobacilos, lactococos, levaduras y bacterias del vinagre.

Kéfir de leche una bebida probiótica fácil de hacer y sabrosa, que ademas de su sabor tiene beneficios a nuestra salud ya que estimulan nuestro sistema inmunológico.

Para mantener los granos de kéfir hay que cuidarlos como si fueran una mascota, ya que necesitan ser alimentados con regularidad. Para alimentarlos solo debes agregarles leche (de preferencia a temperatura ambiente) dejarlos fermentar por 24 horas y tendrás tu kéfir listo.

Respecto a la temperatura de la leche aunque lo ideal es que sea a temperatura ambiente, yo he puesto leche fría y el resultado aún es delicioso como leche a tiempo.

Por otro lado, la teoría dice que no hay que usar nada de metal a la hora de manejar tus granos de kéfir y aunque la teoría tiene razón yo he usado cucharas y coladores de metal y nunca he tenido problemas.

Kéfir de leche
 
Ingredientes
  • 1 cucharadita de granos de kéfir
  • 1 taza de leche
Instrucciones
  1. Por cada taza de leche se usa entre 1 y 2 cucharadas de granos de kéfir. Con menos cantidad estos fermentaran más lento y con más la fermentación será muy rápida y puede salirse rápido de control.
  2. Para que el kéfir se desarrolle bien la leche debe estar a temperatura ambiente y después de 24 horas da como resultado a una leche cremosa, ligeramente efervescente y agria.
  3. A diferencia del yogur el kéfir no necesita una temperatura especifica para fermentar, la temperatura ambiente es más que suficiente, lo cual lo hace muy simple.
  4. Los granos de kéfir se multiplicarán si los cuidas al punto en que probablemente ya no sabrás qué hacer con ellos en unas cuantas semanas de haber empezado a hacer tu propio kéfir en casa.
  5. Si quieren descansar de su kéfir lo único que deben hacer es colocarlos en el refrigerador, aunque la fermentación no se va a parar por completo si va a suceder mucho más lento de lo normal dándonos tiempo de descansarlos.

 

Ayúdanos a seguir haciendo contenido de calidadlogo1

Translate »